TALLER NUEVA ESCUELA MEXICANA Y CONSEJO TÉCNICO ESCOLAR

De la Nueva Escuela Mexicana destacamos el explícito enfoque inclusivo que se legisla constitucionalmente por vez primera, y que se plasma en el discurso de política educativa, sumándose a la ya asentada base filosófica inclusiva. Así, nos queda esperar que estos fundamentos filosóficos, legales y políticos hallen eco en las prácticas escolares y de aula, para lo cual se requiere de un poderoso proceso formativo.

Los videos analizados, además de sensibilizar sobre inclusión buscan hacerlo sobre la naturaleza del enfoque humanista cuya premisa es que la misión de la educación es hacer un sujeto feliz… lo cual en gran medida puede ser contradictorio a enfoques basados en competencias y el impulso a alcanzar estándares (Planea, PISA, OCDE). Vamos a ver cómo se solventan estas contradicciones.

Se insiste en un aprendizaje significativo, que tenga sentido para las niñas, niños y adolescentes (NEM) lo que lleva a la reflexión de que como docentes debemos enfocar nuestro quehacer en el desarrollo de las competencias para la vida (resolver problemas, comunicarse, integrarse en un ambiente democrático, autoestima, etcétera)… y trascender el logro de aprendizajes esperados, apreciándolos como lo que realmente son: un medio, no un fin… el medio para desarrollar esas competencias de vida que formen una persona integrada e incluida, funcional y feliz en la medida de lo que es posible. Hay aprendizajes que quizá no se logren y sin embargo la competencia si se desarrolle.

En una actividad había que dibujar una silueta y dentro lo que se busca desarrollar en el alumno y en el exterior las barreras que lo dificultan, para apropiarnos del concepto de Barreras en el Aprendizaje y la Participación (BAP).

Adentro palabras como feliz, valores, creativo, sano, etc. Por fuera: violencia, poco apoyo familiar, dinámicas disfuncionales, pobreza, etc… casi en todos los casos problemas asociados a contexto sociofamiliar… y es verdad… estas variables constituyen BAP muy complejas que podemos identificar pero difícilmente vamos a eliminar… a veces ni minimizar… cuando mucho compensar con lo que se haga en la escuela… (dijo Sheyla Mexía, si no es feliz en su casa al menos que sea feliz en la escuela).

Pero nos faltó, en muchos casos, identificar y reconocer las barreras que si se pueden eliminar, las asociadas al contexto escolar y áulico. Tenemos que empezar a identificarnos como barreras porque si lo somos: lo somos cuando nos falta formación para atender la diversidad; lo somos ante un programa nuevo que aún no dominamos; lo somos cuando nuestra metodología no es la apropiada… y en muchas otras circunstancias.

Empecemos por nosotros.